Dos festivales en uno, cada vez más lejanos

By Carlos Pérez de Ziriza

En esa suerte de festival doble –el del público británico, masivo y alborozado, y el del español, conforme con su discreta porción del pastel– en el que lleva años convertido el FIB, la brecha abierta entre la rotundidad de los reclamos foráneos y el gancho de los señuelos locales parece agrandarse más que nunca. El desangelado pase de Los Planetas, en unas las peores noches que uno acierta a recordarles, lo escenificó a las claras. Todo lo que podía salir mal, salió peor, ya fuera por condicionantes externos o internos: volumen y condiciones sonoras impropias de un escenario grande y un repetorio anticlimático, pésimamente secuenciado por la banda. La peor versión de los granadinos, contradiciendo a voluntad los rocosos conciertos en sala en los que presentaron su Zona temporalmente autónoma.

Seguir leyendo.

Fuente:: https://cultura.elpais.com/cultura/2017/07/15/actualidad/1500130234_598796.html#?ref=rss&format=simple&link=link