La paz invisible y silenciosa de Colombia

By Sally Palomino

Éver Aleán quería tener una moto grande, una mujer para exhibir y llevar sus bolsillos cargados de billetes. Nació entre cultivos ilícitos. Era un niño que jugaba a raspar hojas de coca. Fue raspachín y su sueño era ser narcotraficante. Sus compañeros de la escuela también anhelaban lo mismo. Ser ‘los capos’ de Tarazá, en Antioquia. La mayoría se arriesgó a seguir ese modelo que los había rodeado desde pequeños y que prometía dinero fácil y el ‘respeto’ del pueblo. Casi todos terminaron asesinados. Cavaron sus propias tumbas. Aleán se resistió y logró esquivar ese camino. “Cuando empecé a ver que morían, que había tanta sangre, saqué la coca de mi vida”, dice. Se desprendió del que parecía el único futuro posible. Su historia es parte de la serie documental La paz silenciosa, una apuesta que por primera vez lleva a la televisión retratos desde las regiones golpeadas por la violencia para hablar de los personajes que lograron darle la espalda al conflicto. No son víctimas, son héroes.

Seguir leyendo.

Fuente:: http://cultura.elpais.com/cultura/2017/05/18/actualidad/1495059282_309962.html#?ref=rss&format=simple&link=link